top of page
Buscar
  • Foto del escritorDaniela Vilchis

La verdad detrás de la Estatua de la Libertad

¿Qué fotografía les aparece cuando buscan "Statue of Liberty" en Google? Ya sé, una imponente imagen de la estatua, siendo la bienvenida de aquellos viajeros provenientes del este, ¿no? ¿O cuando buscan "Brooklyn Bridge"? Les aseguro que es la misma imagen, la imagen que todos quieren tomar cuando visitan Nueva York y cruzan el famoso puente. ¿Times Square? Sí, siempre la misma imagen repetida infinitamente. Y no sólo sucede en Nueva York, digan un lugar, Londres, Paris, Pisa, e incluso la Ciudad de México. Siempre, en todos los lugares, hay una imagen -fotografía- que representa el lugar y cada turista quiere recrear esa imagen. Pero, ¿por qué? ¿POR QUÉ?



Tal vez como turista lo entiendo, quieres demostrarle a los demás que estuviste ahí, que tú tienes tu propia fotografía. Pero, ¿por qué hacer siempre la misma? ¿Neta sólo viajas para tomar una foto y no realmente para disfrutar de un lugar, de ver qué más tiene que ofrecer, qué hay detrás de esa imagen, muchas veces construida?


Manhattan visto a través del Mahattan Bridge

Para mí eso es un gran reto como fotógrafa. No me sirve de nada ni me enriquece tomar la misma fotos que ya se ha tomado MIL VECES. Y no sólo hablo de lugares, sino en general. A mí no me parece nada atractivo.


Sí, muchas veces, y sobre todo al principio, es normal y sano tratar de retomar fotografías ya tomadas para entender cómo se tomaron. Pero sobre todo, por qué. No sólo es una gran forma de práctica, sino que, hasta uno mismo se siente orgulloso de saber que puede hacer ese tipo de fotos tan emblemáticas. Sí, al principio. Pero ya después, no tiene ningún sentido hacerlo. Después de todo, la Fotografía es un arte, es una expresión, es una VISIÓN, por lo tanto, no es la misma en cada persona. Entonces, ¿por qué querer tener la misma visión que los demás? Es contradictorio. Pero al mismo tiempo, es difícil.


Ya estamos viciados a ver los mismo. Nos venden esta idea, de ir a un lugar y ver (y fotografiar) algo, y por lo tanto, si no la consumimos (fotografiamos), no vivimos esa experiencia que nos vendieron. O por lo menos eso me pasa a mí, siento que van de la mano. Pero es mucho más que eso.


Detalle del centro comercial Oculus


El viajar y la fotografía son experiencias, y por lo mismo, se deben disfrutar. Explorar. ¿Qué queremos de esa experiencia? ¿Qué nos deja? Para mí es conocerme. Y no puedo conocerme si hago lo mismo que los demás. Por eso, me niego a tomar la misma foto que ya ha sido tomada. ¿Para qué hacerlo? Ya ha sido visto y re-tratada miles de veces. ¿Para qué? ¿Cuál es el punto? Tú, fotógrafo, ¿por qué tomarías la misma que foto que ya han tomado miles de turistas y fotógrafos? No, yo no quiero eso. Pero repito, no es sencillo.


Sin embargo, con el paso del tiempo he dejado atrás esa absurda idea de que "quiero yo MI fotografía de la Estatua de la Libertad, esa que tienen todos. Quiero la MÍA". Hace mucho, aún antes de ser fotógrafa, me puse a pensar "¿para qué tomo esa misa exacta foto, digo, si quiero eso, mejor me compro una postal". Y fue cuando empecé a ver qué hay detrás, enfrente, a los lados, a la gente...


Ser fotógrafa es ser una persona observadora, que se fija en los detalles, en los olores, sensaciones, ruidos, todo. Es ver lo que los demás no ven. Es eso, observar. Cuando logro eso, empaparme del lugar, o estar "a las vivas" es cuando logras ver más allá, y es cuando puedes tomar una fotografía diferente.



Mahattan desde Central Park

No, no soy una fotógrafa callejera, y obvio no trato de decir que lo sé todo, sino todo lo contrario. Sólo digo como yo he logrado ir más allá de la imagen que nos venden y comprender un lugar por lo que tiene que ofrecer más allá de un lugar turístico. En conocer un lugar por lo que es más allá de una simple atracción para subir a tu Instagram.


Por ejemplo, hace 10 años que fui a Nueva York por primera vez me súper impresionó ver que la Estatua de la Libertad es una cosita. Recuerdo que cuando la familia de mi mejor amiga me invitó y me llevó a tomar un ferry para ver de cerca la Estatua, me súper decepcioné. Me sentía traicionada y engañada. Y esta vez que volví a ver me dio muchísima risa, pero además, vi una oportunidad de tomar una foto diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Y no digo que sea una GRAN fotografía, pero es una fotografía 100% mía. 100% diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, porque vi una oportunidad más que una decepción. Porque fui fiel a lo que mis ojos veían y no a lo que mi cabeza me decía que tenía que fotografiar. Y aprendí más de mí y del lugar gracias a esa fotografía, además de que es una foto que no vas a encontrar en ningún otro lado. Eso es lo que un verdadero fotógrafo hace en mi muy humilde opinión...



La Estatua de la Libertad desde Battery Park


El principio del Brooklyn Bridge

Gente haciendo cola para tomarse foto en The Charging Bull
¿Puedes adivinar de dónde es este techo?



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page